“El Aplauso” de los Médicos a los Médicos

“El Aplauso” de los Médicos a los Médicos

Pieza realizada por la escultora Verónica Fernández Gómez, brinda un reconocimiento a la labor de los profesionales médicos en el Club Los Nogales.

La escultora Verónica Fernández Gómez trabaja en la estructura de hierro de sostén

Cercano el final de la ceremonia realizada por el Colegio Médico de Tucumán en homenaje al personal de la salud se vivió un momento muy emotivo para los presentes. Una vez entregadas las distinciones, los miembros de la Comisión Directiva descubrieron una escultura denominada “El aplauso”, dos manos juntas en señal de reconocimiento en una práctica que se ha hecho popular en el mundo para homenajear a los profesionales de la salud. 

Esta obra fue realizada por la arquitecta y Licenciada en Artes Plásticas, Verónica Fernández Gómez en colaboración de su par, Silvia Ojeda. La pieza, realizada en muy poco tiempo, constituye una obra única en el país. “Mi hermana es médica y estuvo muy grave con la enfermedad del COVID-19. El hecho de hacer la escultura ha sido también de parte mía hacia los médicos. Nació conversando con Héctor (Sale), trabajamos en conjunto para que concluya todo lo que fue el sendero de los héroes, proyecto del que he formado parte, y culminando con la escultura del aplauso”, destacó Fernández Gómez.

“Mi hermana es médica y estuvo muy grave con la enfermedad del COVID-19. El hecho de hacer la escultura ha sido también de parte mía hacia los médicos”.

Para la escultora, “El Aplauso” no posee una sola connotación. “Es un gesto, también son dos manos que simbolizan las manos del médico, las manos que curan. El color blanco que es la pureza de ese sentimiento y también el color de la sanidad. Las manos mismas están en una posición que no es tan cerrada y están casi juntas lo que representa el gesto del aplauso y del apoyo que tenemos que dar como parte de la ciudadanía ya que ellos nos cuidan a nosotros. Aunque diga homenaje de los médicos a los médicos, es un poquito también de la comunidad”.

“Es un gesto, también son dos manos que simbolizan las manos del médico, las manos que curan”.

Fernández Gómez destaca el valor de reconocer a los médicos y su tarea. “En Argentina, me atrevería a decir que es el primero y creo que es un gesto que se tendría que repetir en todo el país, no tan solo en Tucumán. No es cualquier reconocimiento porque la verdad que a todos nos ha tocado muy de cerca”.

No es cualquier reconocimiento porque la verdad que a todos nos ha tocado muy de cerca

La arquitecta , a su vez, explicó el proceso que llevó a hacer la escultura. ”Creo que ha sido una escultura maratónica porque el tiempo de la pandemia nos ha tocado a todos también. Ha sido un poco menos de un mes de haber trabajado y de poder proyectar junto a mi colega que se encargó del pedestal. Queríamos que el pedestal tenga un color de tierra, que significa que la tierra se levanta. Es simple y de líneas puras.

“Es la misma tierra que nos levanta a nosotros en un abrazo y en un aplauso para los médicos”.

La encargada del pedestal, Silvia Ojeda, remarcó también la carga emotiva que conlleva trabajar en esta pieza. ”Con la arquitecta Verónica venimos trabajando desde que se comenzó con el tema del sendero, pidieron que los asesoremos en donde ubicar los bancos o cómo hacer el sendero. Ahí surgió la idea del aplauso a las esculturas, hemos visto en internet que en algunas ciudades se hace la escultura del aplauso pero eran distintas”, recalcó.

“En un comienzo era únicamente para los fallecidos pero luego se extendió a todo el personal de la salud que está exponiéndose para cuidarnos a todos. Este sendero es como un reconocimiento a quien dio la vida por nosotros, que menos que agradecerles con esto tan simbólico y grande”. 

Ojeda, por último señaló el desafío que representó este trabajo cuyo pedestal contiene hierro y cemento para sostener la escultur

a que pesa unos 400 kilos..

Estuvimos trabajando incluso sábado y domingos. Cuando vinimos a ver donde lo íbamos a ubicar, nos sentamos con Vero y vimos los nombres en cada árbol y le dije que siento que estamos con ellos. Fue muy impactante ver a una familia sacarse fotos en el sendero. Fue algo lleno de emoción y ver las manos ahí es muy fuerte”.

Proceso de creación